Dieta para diabéticos

blood sugar meter with fruits
blood sugar meter with fruits


Dieta para diabéticos

Al pensar en mis abuelas, recuerdo con agrado todo lo que ellas me daban, cariño, abrazos y regaños, pero sobre todo recuerdo sus ricas comidas. Ambas abuelas tenían la enfermedad que aqueja a más de 143 millones de personas en el mundo entero, la diabetes. Este recuerdo viene al caso por una razón muy simple, en ambas casas, cada abuela tenía un menú muy diferente para mí. Por un lado, una de mis abuelas era meticulosa y cuidadosa en su dieta para diabéticos porque padecía esta enfermedad, y por el otro lado; mi otra abuela comía todo lo que se le antojaba. Lo que trato de decir es que una seguía una dieta para diabéticos que su doctor le había diseñado y trataba de inculcarla en mí, y la otra no.

Puedo decir sin vergüenza que como toda niña pequeña la dieta sana fue la que menos me atrajo en ese momento, pues, mientras una de mis abuelitas me daba una manzana para apaciguar el hambre, la otra me regalaba galletas y dulces. Recuerdo inclusive la prohibición de la popular soda o refresco de cola en una de las casas, y casi la idolatría para esta bebida en la otra, donde no podía faltar en la mesa. Ahora sé con certeza que el refresco (soda) está estrictamente prohibido en una dieta para diabéticos.

A medida que fui creciendo la dieta saludable fue formando parte de mi vida, y ahora la diabetes que existe en mi descendencia permanece controlada por medio de la dieta para diabéticos que mi abuela me enseñó. Esta hermosa ancianita murió a los noventa y dos años, mientras que mi otra también hermosa abuela, murió lamentablemente a los setenta años de edad.

Seguro pensarás, bueno, un carro me lleva esta tarde de largo y se acabó, muero joven y feliz por haber comido una hamburguesa con papas y un refresco extra grande, pero te pregunto, ¿Qué tanto te dura la satisfacción de estos alimentos? Los alimentos chatarra están diseñados para dar un enorme estímulo a nuestro paladar, sin embargo, lo que viene después es una descompensación de parte de nuestro organismo que sólo se siente mejor siendo estimulado de la misma manera. Todo esto genera evidentemente una adicción.

La dieta para diabéticos evita estos picos de excitación que proporciona la azúcar en exceso, no sólo como control de la glucosa, sino también como medida de prevención para el paciente, que debe evitar comidas pesadas y altas en grasas y sales. Una dieta para diabéticos, es por el contrario una dieta mesurada con un rígido control de las porciones para un mejor monitoreo de los niveles de azúcar.

Granos, pastas, frutas y verduras son consumidas en abundancia y variedad en la dieta para diabéticos. ¿Qué podría salir mal si aunque no estemos enfermos, la seguimos y practicamos a diario con nuestra familia y amigos? Nada, incluso quizá perdamos los kilos de más, que hemos acumulado durante estos años, y tal vez ganemos buena salud y vigor. Yo prefiero pensar en vivir noventa y pico de años, que solamente setenta.

Rate this post